El presupuesto en una boda es lo que más preocupa suele preocupros, sobre todo en los dichosos tiempos que corren. 

Casarse supone un gran gasto, vesturario, cátering, finca, flores, fotógrafo, wedding planner, video, etc… es inevitable decir: ¿Cuánto cuesta casarse?.

La verdad es que es complicado de calcular ya que cada pareja es un mundo y como no hay dos bodas iguales no hay dos presupuestos iguales.
En primer lugar es conveniente que quede claro quién asumirá los gastos de la boda y en qué proporción. Una vez definido habrá que pensar enla lista de invitados, ya que condicionará el coste de todas las partidas.
 
El gasto de los servicios estará condicionado por el lugar donde os caséis, la época del año, el día de la semana, el estilo, la logística y la dimensión de la boda. Cuanta más información tengamos más fácil será poder hacer un cálculo aproximado de los gastos.
 
Es muy importante que os fijéis un presupuesto aproximado por partida. Hacer una lista con vuestras prioridades os ayudará a decidir en qué os queréis gastar más o menos dinero. 
 
Sin duda la partida más grande del presupuesto será la del banquete, pero es importante que tengáis en cuenta todos los gastos aunque sean pequeños. Esto os evitará sorpresas y que cuando llevéis seis meses de preparativos ya os hayáis quedado sin presupuesto para esas flores que tanto querías.
Es muy importante que seáis realistas con vuestro nivel adquisitivo. La contratación de un wedding planner es también recomendable para la gestión de vuestro presupuesto ya que nos encargamos, entre otras tareas, de controlar los pagos ya realizados y pendientes por lo que os será mucho más fácil tenerlo todo controlado y evitar sorpresas de última hora.En otro post os daré algunos consejos para ahorrar en algunas cositas.
 
No veáis la boda como un negocio el cual podréis recuperar todo el dinero e incluso ganarlo, no debéis olvidar que os casáis por amor y no por dinero.