Primer post del año, por fin! El comienzo del 2015 está siendo muy productivo y es que no damos a basta con el trabajo! No podíamos haber empezado mejor el año que trabajando así que demos las gracias! :)
 
Inauguramos el año con la segunda parte de la boda de Patri & Maxi en Madrid. Ya os contamos en el post anterior (aquí) todos los detalles en cuanto a la decoración, pero hoy os traemos el resto de fotos preciosas de su bonito día.

Patri se vistió en su casa, estaba súper tranquila y radiante! No paraba de sonreír, y es que los nervios no sirven para nada! Siempre le digo a todas las novias que tienen que disfrutar de cada segundo del que será uno de los mejores días de su vida. Por eso, sonríe y déjate llevar.
Mientras que Patri acababa de arreglarse Maxi ya estaba en la iglesia, igual que Patri super contento, sin parar de sonreir y saludando a todo el mundo.
Los pequeñines de la casa acompañaron a Patri hasta el altar. Se portaron super bien y siguieron todas nuestras indicaciones sin rechistar. Estaban para comérselos!!

Durante la ceremonia hubieron momentos muy emotivos, recordando el pasado y a los que ya no están. Debo reconocer que yo también me emocioné y es que se escucharon palabras muy bonitas y emotivas. No suelo entrar nunca a la ceremonia, ya que siempre aprovecho ese ratito para repasar todo el timming, pero en esta ocasión me apetecía mucho presenciar la ceremonia.
A la salida de la iglesia, les esperaban los gaiteros, y es que aunque la boda se celebró en Madrid, los novios viven en Gijón y parte de los invitados eran de Asturias
La recepción como os conté en el post anterior fue en La Quinta del Jarama, un lugar que me encanta. Mientras ellos llegaban los invitados disfrutaban de la noche. Los días anteriores habían sido horriblemente calurosos y no se podía ni respirar. Menos mal que el calor nos dió una tregua y se estaba super bien.
La entrada al salón fue apoteósica…En vez de entrar solos, quisieron hacerlo con sus padres, me encantó la idea!
Al finalizar la cena llegó el momento de las sorpresas. Todos los invitados habían preparado un video muy divertido cantando y bailando y la verdad que quedó super bien. Otra de las sorpresas fue cuando Juanma Castaño, cuñado de los chicos puso un video grabado en los estudios de Cuatro con parte de la plantilla felicitando a los novios. Después vino el primer baile y la fiesta. Y vaya fiesta!!!! Lo dieron todo, todo, todo! Desde el más pequeñin hasta el más mayor.
Me encantan las bodas donde la gente se lo pasa genial, baila sin parar y se les nota que están disfrutando

.

Fue una boda preciosa, con novios e invitados para comérselos de lo majos y rebonitos que fueron todos. 
 

Una vez más, gracias chicos! No me cansaré de decirlo nunca! Que sigáis siendo igual o más felices.

With love,