Teresa y Luis se casaron el 20 de Septiembre en la basílica de Covadonga y luego lo celebraron en el magnífico Parador de Cangas de Onís. Conocí a Teresa a tan solo unos días antes de su boda, pero debo decir que eso no fue un impedimento ya que por suerte nos entendimos a la perfección desde el minuto cero.

 
Trabajar con ella fue súper fácil, y enseguida nos pusimos manos a la obra. No es que tuviésemos mucho tiempo, así que no hubo más remedio! 😛
 
En esta boda solo nos encargamos de la decoración. Fue una boda clásica, con una decoración sencilla. Por suerte el tiempo nos respetó y montamos un bodegón de bienvenida para recibir a los invitados en el claustro, donde pudieron disfrutar del aperitivo.
 Wedding planner Asturias
* Todas las fotografías y sus derechos pertenecen a Días de Vino y Rosas

Acompañamos el bodegón de bienvenida con un libro de firmas que contenía en la primera página una caricatura de los novios hecha por Elsa (elsabernaldo@hotmail.com), ilustradora amiga de Teresa. 
El seating plan: un marco siguiendo el estilo clásico de la boda y velas, muchas velas!
Una vez acabó el aperitivo los invitados se dirigieron al salón acompañados por un mar de velas.

 

En el salón colocamos unos centros de mesa sencillos con paniculata, hortensias y donde una vez más las velas fueron las protagonistas.

 

Os pongo algunas que hice con teléfono, nada que ver con las fotazas de Cecilia, jaja! Mil perdones! 😛
MESA PRESIDENCIAL
MESA PRESIDENCIAL

 

 
Como detalles, T&L repartieron para ellas un joyero monísimo de Tiffany&Co con sus iniciales grabadas y para ellos unas agendas en piel.
 
Mientras los invitados cenaban y se lo pasaban bomba (no paraban de cantar y darlo todo) nosotros seguíamos trabajando. Trasladamos la mesa de las firmas a la zona del baile, montamos una mesita con el tabaco, preparamos la Candy Bar y un bodegón con alpargatas para que las invitadas bailaran hasta el final!
 
Espero que os haya gustado esta boda. Siempre intentamos plasmar las ideas de los novios y sobretodo adaptarnos a sus gustos. No hay una pareja igual por lo que no pueden ser todas las bodas iguales. Aunque acabamos agotados porque era la segunda boda del día fue un placer enorme poder trabajar en esta boda. En otro post os enseñaré el resto de la boda.
 
Muchas gracias a T&L por dejarme formar parte de su día, poniendo un granito de arena. Que seáis muy felices chicos!
                                                                                                                      With love,