Bueno, después de la resaca de este puente volvemos con mucha energía, tanta que nos atrevemos con un montón de niños!


Y es que los niños en las fotos de boda parecen angelitos, pero nada más lejos de la realidad. Bien sabemos que los niños, niños son y por mucho protocolo que haya en la boda ellos se comportan como quieren, porque para ellos el día de la boda es un juego en el que van vestidos de pajes, y princesas. Y si no, ¿quién no recuerda al travieso Froilán en la boda de su tío?

En el post de hoy os damos unos consejos para que los niños disfruten de vuestra boda como los que más!
Un buena idea es juntarlos a todos en la misma mesa y contratar a un animador para que esté con ellos, os aseguro que los niños se lo pasaran genial y sus padres también, ya que saben que están al cuidado de un profesional.



Podéis decorar la mesa de una forma más infantil, e incluir juegos en la decoración, si seguís la gama cromática de la boda no desentonara, y será súper original.



No estaría de más que os informarais de si en el lugar de celebración se puede usar una habitación para que los niños descansen y puedan ver películas, porque al cabo de las horas, ellos lo agradecerán.



¿Y vosotros que pensáis? ¿les darías un trato especial a los niños??

Un beso y hasta pronto!